Reservar Online

Fecha Entrada:
Fecha Salida:
HABITACIONES
 

Por Navidad, cada oveja a su corral. Y en fin de año… ¡a Andorra!


 

fin de año Andorra

A menudo imaginamos, e incluso llegamos a planificar, viajar a otro país para pasar la nochevieja. A menudo imaginamos que en el país de destino encontraremos los paisajes de invierno y el espíritu típico de las fiestas navideñas. Y a menudo, dejamos de hacer este viaje por diferentes motivos, ya sea el coste del viaje, las fechas o la disponibilidad. Hoy planteamos una opción factible que resuelve estos contratiempos y convencerá a pequeños y grandes. No hay que viajar muy lejos. Descubre el país de los Pirineos, donde encontrarás todo el que buscas.

 

Acaba el año bien y empiézalo mejor pasando el fin de año en Andorra

fin de Andorra 2018

La fecha del 31 de diciembre, la tenemos marcada en el calendario como un día especial, como aquel día en que queremos hacer algo diferente para despedir el año y empezar el siguiente de la mejor manera.

Influenciados desde muchos sectores, tenemos en la cabeza una imagen preconcebida de la época de Navidad, con un entorno natural pintado con el blanco de la nieve, calles engalanadas para la ocasión y pequeñas pinceladas de humo que emanan de las chimeneas de las casas. Con estos elementos ya podemos dibujar la típica postal navideña y que tendemos a perseguir.

Pues bien, toda esta imagen tan bucólica la encontramos en Andorra durante la época invernal, una postal que se hace irresistible y por lo tanto, una muy buena opción para ser elegida como destino idóneo para nochevieja.

Y es que pasando la nochevieja en Andorra, no sólo encontrarás este entorno idílico, sino que también tienes un abanico infinito de propuestas lúdicas y actividades para toda la familia.

En este sentido, el Hotel Pere d’Urg ya está calentando motores para ofrecer a todos sus huéspedes las propuestas más atractivas para hacer que el cambio de año sea inolvidable.

 

Y como colofón… nochevieja en Andorra

hotel andorra fin de año

Además de la cena de gala y la fiesta de nochevieja que muchos establecimientos del país organizan, la oferta cultural, gastronómica y de ocio son otros atractivos que encontraremos y que nos harán decidir hacia una u otra propuesta.

Sin duda, la opción más reclamada para los que pasan el fin de año en Andorra es la de poder disfrutar de largas jornadas esquiando en alguna de las fantásticas pistas del país, ahora bien, hay otras muchas, ya tengan o no relación con el esquí.

 

Descubre las montañas de Andorra y sus posibilidades

Andorra es el destino perfecto para los amantes de la montaña, en cualquier época del año, pero cuando llega el invierno, y sobre todo, la Navidad en Andorra, el país se convierte en destino de multitud de visitantes que buscan nuevas experiencias sin renunciar a la sensación de encontrarse como en casa.

Dejar los esquís guardados no significa que no podamos disfrutar de la nieve y la montaña, puesto que hay varias actividades que podemos hacer solos, en pareja o en familia.

La aventura de subir a un trineo tirado por perros, conducir una moto de nieve o andar con raquetas de nieve por los fantásticos bosques del país, son algunas de las propuestas que podemos encontrar relacionadas con la nieve más allá del esquí.

cena fin de año andorra

 

La magia del shopping, la desconexión y la cultura en un entorno navideño

andorra nochevieja

Si nos alejamos de la montaña (no mucho) podremos hacer las últimas compras antes de la llegada de los Reyes Magos de Oriente mientras paseamos por el pueblecito de Navidad instalado en la Plaça del Poble de la capital. Es cuando el shopping se convierte en magia.

Para los que buscan cultura, podrán completar el circuito de iglesias y ermitas románicas que durante estas fechas están especialmente bonitas, integradas en el paisaje y con los adornos típicos de la época. Los amantes de la buena cocina podrán deleitarse con la gastronomía más selecta o con los platos tradicionales de montaña que podemos encontrar en las bordas repartidas por toda la geografía andorrana.

Pero si tu intención es desconectar y relajarte, también acertarás. Vistas excepcionales, centros termolúdicos, confort, tranquilidad, y desde la habitación, cuando abras la ventana, te sentirás especial, con la agradable sensación que te encuentras en medio de la Navidad. Así pues, el viaje imaginado ya está planeado: fin de año en Andorra, un mundo de ilusiones cerca de casa.