Reservar Online

Fecha Entrada:
Fecha Salida:
HABITACIONES
 

Vive la experiencia de descubrir la naturaleza andorrana a través de sus vías ferratas


 

Una de las mejores formas para descubrir los increíbles parajes naturales que conforman Andorra es, por supuesto, practicando deportes de aventura. Sobretodo durante el verano, el país se convierte en un destino turístico de referencia para los aficionados a los deportes al aire libre, siendo el senderismo una de las actividades que suscita un mayor interés. ¿Los motivos? Andorra dispone de una infinidad de recorridos en cualquiera de sus 7 parroquias, en las que descubrirás el entorno natural pirenaico, así como su incalculable valor ecológico. En este sentido, si eres un apasionado “senderista” o escalador, o simplemente te gustaría conocer la otra cara de la moneda del país, alejada de su imagen como destino comercial y de ocio, debes conocer las vías ferratas que encontrarás en Andorra.

 

18 recorridos repartidos en las 7 parroquias, con distintos niveles de dificultad

Vías ferratas Andorra

Además de ser unos recorridos perfectamente indicados para no perderse en las montañas, las vías ferratas se han convertido en un reclamo de aventura para conocer el país desde dentro. Actualmente existen un total de 16 rutas ferratas repartidas por todo el Principado, de manera que en cualquiera de las parroquias encontrarás itinerarios con distintos niveles de dificultad. Estas rutas marcadas, que existen en Europa desde el siglo XIX, se crearon para facilitar los accesos entre los municipios por relieves que eran más abruptos. Sin embargo, el creciente interés por las actividades que se pueden practicar en los entornos rurales, ha propiciado que estas vías se hayan adaptado para el público general.

Por las parroquias del Principado puedes encontrar vías ferratas equipadas con grapas, cadenas, tirolinas e incluso puentes, para dotar al itinerario de una mayor seguridad y mejor accesibilidad, ya que las accidentadas montañas andorranas así lo obligan.

 

Canillo, la parroquia más extensa en superficie y con el mayor número de vías ferratas

Más allá de ser la parroquia que cuenta con una media de elevación más alta de Andorra (1526m), una de las características geográficas de Canillo es su variedad de vías ferratas, aptas tanto para principiantes como para los deportistas más experimentados. Así, en Canillo puedes encontrar recorridos por vías ferratas desde 2a a 4a categoría, siguiendo los rangos de dificultad de la escala Hüstler, siendo K1 el de menor exigencia y K6 el de mayor dificultad. De hecho, en la parroquia se encuentran un total de 5 itinerarios de este tipo, donde destaca la vía ferrata del Canal de la Mora, siendo uno de los mejores itinerarios para iniciarse en el mundo de la escalada. De inclinación moderada, el recorrido finaliza con llegada al Mirador del Roc del Quer, donde disfrutarás de unas espectaculares vistas del pueblo de Canillo.

Vías ferratas Canillo Andorra

Por otro lado, para los aventureros y escaladores más experimentados, una de la rutas más populares de la parroquia es la vía ferrata de Racons. De K5, Racons es una de las más exigentes de toda Andorra, principalmente por sus tramos desplomados, por la altitud y su gran peligrosidad, al encontrarse en una zona donde pueden producirse desprendimientos con facilidad.

 

Disfruta del entorno natural de Encamp a través de sus vías ferratas en espacios abiertos

Vías ferratas Pirineu Andorra

Si estás buscando itinerarios que transcurran por vías verticales y acusadas, o si prefieres hacerlo por recorridos más fáciles con una exigencia física menor, te recomendamos descubrir las vías ferratas de Encamp. Caracterizadas por rodearse de espacios abiertos y con tramos variables en dificultad, la parroquia de Encamp dispone de rutas clásicas como la vía ferrata Bony d’Envalira, de dificultad K3, o la vía Coll dels Isards (Pas de la Casa), de K1. Ambas, con una gran variedad de relieves y de ascensos verticales, comportan una importante exigencia física y técnica, hasta el punto en el que tendrás que ayudarte de manos y pies por la ausencia de equipamientos para la escalada. No obstante, con paciencia, el esfuerzo se verá recompensado al final del recorrido, donde desde las alturas tendrás vistas privilegiadas de las pistas esquí de la estación de Grandvalira.


Sin embargo, cabe decir que en Andorra vas a encontrar muchas otras más vías ferratas que las ya mencionadas, ya sean en las parroquias de Andorra la Vella, Escaldes-Engordany, La Massana, Ordino o Sant Julià de Lòria, para que liberes el espíritu intrépido y aventurero que llevas dentro. En este sentido, para aprovechar las horas de luz natural durante la temporada de verano-otoño, una de las mejores opciones es alojarte en nuestro hotel en Encamp. Nuestra ubicación, geográficamente en el centro de Andorra, te permitirá iniciar la ruta a primera hora de la mañana, en cualquiera de las vías ferratas que hay repartidas por todo el país.

¡Encuentra la tuya y prepárate para vivir una “experiencia vertical” en el Pirineo andorrano!